Se comienza a complicar la situación de los combustibles en Aguascalientes ante el desabasto que presentan ya varias estaciones de servicio debido a que Pemex tiene muchos embarques pendientes por surtir, así lo estableció el presidente de Hidroamegas, Ramón Lomas Torres.

El empresario gasolinero explicó que actualmente hay un problema con Pemex y las diferentes marcas de gasolina, dado a que a éstas empresas las están obligando a volver con la marca de la paraestatal, de tal manera que el subsidio a los combustibles, el IEPS, para ellos como autoridad es más fácil acreditárselos, ya que prácticamente lo hacen en automático y con las empresas importadoras y distribuidoras este mecanismo no es tan sencillo.

Señaló que todas las estaciones han estado buscando acercamientos con comercializadoras que distribuyen productos de la marca Pemex para poder así, buscar un precio más competitivo y no salirse del mercado. Aunado a esto, dijo que Pemex tenía un cierto desahogo en su suministro en las diferentes estaciones de servicio porque un gran porcentaje ya pertenecían a otras comercializadoras, importadoras y otras marcas.

Sin embargo, dijo que cuando todo esto se revierte, se ven obligados a volver a comprarle a Pemex por los precios, pero ahora la paraestatal no tiene la capacidad de suministrar de una manera eficiente y normalizada el producto, lo que conlleva al actual desabasto que comienza a verse en varias partes del país, incluido Aguascalientes.

Indicó que este desabasto comenzó en el norte del país y en la zona fronteriza y en Aguascalientes ya empieza a presentarse en varias estaciones. “No ha habido un desabasto como tal, pero sé de buenas fuentes que Pemex tiene muchos embarques pendientes de los que tiene programados los cuales se van retrasando y llega un momento que la estación de servicio no puede aguantar con los inventarios que tiene y llegará un punto en el que no tenga algún producto, los dos o los tres productos”.

Por lo anterior, el empresario hizo votos por que esta situación no se llegue a salir de control y evitar las grandes filas que se vieron a principios del año 2019 y se regularice el suministro a la brevedad. “Esperemos que el Gobierno Federal cambie sus políticas que tiene hasta ahorita y que permita a los diferentes importadores que le ayuden a Pemex y nada más exhortar a la gente que no compre de pánico porque si hay poco y nos lo queremos acabar para llenar los tanques por miedo al desabasto, provocaríamos uno grave”.

¡Participa con tu opinión!