A causa de la humedad generada por las lluvias, se reblandeció la marquesina de un local comercial en el concurrido andador peatonal Allende. Evidentemente, para la construcción de esta estructura se utilizaron materiales no adecuados para una fachada expuesta a la intemperie, por lo que ahora los responsables del establecimiento realizan las reparaciones correspondientes tras haber acordonado el área de trabajo de manera provisional para evitar que algún transeúnte resulte lesionado.