Para la presidenta del Sistema DIF Estatal, Yolanda Ramírez de Orozco, la mujer es el pilar fundamental de la familia y es el factor esencial en el cuidado, formación y desarrollo de los hijos e hijas, quienes el día de mañana serán personas de bien para Aguascalientes.

Nacida en Aguascalientes, la señora Yolanda Ramírez es parte de una familia de 6 hermanos, 3 hombres y 3 mujeres, sin embargo, un hermano de ella falleció hace algunos años, por lo que en la actualidad son 5 hermanos y su madre. Su padre falleció cuando ella tenía la edad de 8 años, por lo que su mamá prácticamente se hizo cargo de la familia.

Estudió la primaria, secundaria y en la Academia Comercial Ruiz de Chávez como secretaria administrativa, donde aprendió conocimientos administrativos y contables. Tras concluir sus estudios trabajó en una institución bancaria en el Departamento de Valores, relacionado con las inversiones durante 7 años y medio y además tuvo la oportunidad de laborar en una Casa de Bolsa por 2 años, para luego regresar a laborar en la banca.

Yolanda Ramírez conoció a Martín Orozco Sandoval a través de una compañera del banco donde ella laboraba y tras salir a pasear a la Feria de San Marcos, en un 25 de abril se hicieron novios. Tras 8 años de noviazgo se casaron en 1994. Tienen 2 hijos: Alejandra de 25 años y Eduardo de 23 y dos más adoptados de corazón, Luis Daniel de 9 y Mauricio de 7 años.

Señaló que durante la incursión que su esposo Martín ha tenido en la política, ella siempre le ha dado el apoyo incondicional en todas sus decisiones. “Su inicio en la política fue tras una invitación a participar en una terna para ser secretario de Desarrollo Social en el Municipio. Él me preguntó, ¿cómo ves? Yo le dije, pues anímate, prueba, qué tal que te guste y sea bueno para ti, así no dices que no, sin haber conocido, y totalmente he estado apoyando a Martín”.

Destacó que gracias al buen equipo que se conformó en el DIF Estatal, tiene tiempo para dedicar a sus hijos, para organizar su casa y coordinar su hogar al tiempo de también estar al pendiente de las actividades del DIF.

Enfatizó que ella hace lo que cualquier ama de casa realiza, al tiempo de reconocer que hay mujeres que son superestrellas, organizan, conducen a la familia y sobre todo están formando hombres y mujeres. “Esa es una responsabilidad muy grande para cada una de nosotras, a veces tenemos la fortuna de que hay quien nos apoye y nos acompañe y es más admirable cuando las mujeres son solas y siguen adelante y sacan adelante a sus hijos, lo digo por tanta mujer que es cabeza de familia, que en silencio van haciendo lo que les corresponde y los van formando para ser hombres de bien para su familia y para Aguascalientes”.