Lorena Corpus
Agencia Reforma

MONTERREY, NL .-Para Silvia Pinal no hay resentimientos, luego de que se dio a conocer que la empresa que la “parió” artísticamente,Televisa, le había retrasado un par de pagos, incluso, espera seguir bien con la televisora.
Entre ella y la compañía hay una historia que aborda una relación laboral de muchísimos años… tantos años que ni la actriz, de 88, tiene presente.
“He sido fiel a todo esto. Me ha gustado mucho todo lo que pasó. Me ha ido muy bien con todo lo que pasó y así seguiremos. Espero en Dios”, dijo Silvia vía telefónica.
Pinal, quien sin duda es uno de los pilares de Televisa, trabajó en programas de concursos, telecomedias, telenovelas y fue productora por más de 25 años de Mujer, Casos de la Vida Real.
“¿Cuántos años? Ay, mamacita, he estado siempre, desde que empezó hasta ahorita”, declaró.
“Si los cuenta usted con un álbum… porque es desde el año que empezaron las cápsulas, yo empecé (según biografías fue en 1952)”.
Tuvo su show cómico-musical en Televisa titulado Los Especiales de Silvia Pinal, además un programa de variedades con quien fuera su esposo, Enrique Guzmán.
“Yo me siento muy bien. A Televisa la quiero, es mi mamá”, afirmó.
En una primera llamada, Silvia dijo que si era necesario daría una conferencia de prensa para aclarar este tema con Televisa dada la inquietud que surgió.
“Le voy a contestar a todos”, indicó.
Y es que su hijo Luis Enrique dijo a un programa de televisión nacional que su mamá tenía un par de meses sin percibir parte del dinero de su exclusividad.
Silvia no confirmó si ya no forma parte de la empresa.
En cuanto a su salud, la actriz indicó que ya se recuperó.
“Muy bien, gracias a Dios”, añadió en esta charla telefónica, “ahora la dejo porque tengo que irme y me están esperando unas personas”.