Llevar tatuajes no impide convertirse en policía municipal en Aguascalientes, afirmó Pamela Soria Armengol, directora del Instituto Superior en Seguridad Pública. El proceso de selección es riguroso y solo 1 de cada 7 aspirantes es elegido. Actualmente, solo se descartan tatuajes visibles en cara o cuello.

Soria Armengol destacó que el estigma de los tatuajes relacionados con actividades delictivas ha cambiado. Hoy en día, se consideran un aspecto estético común, y no se vinculan automáticamente a pandillas. Sin embargo, se excluyen tatuajes que hagan apología de la violencia, estén relacionados con violencia contra mujeres o tengan contenidos discriminatorios.

Los criterios de selección incluyen la estatura, nivel académico mínimo de secundaria, evaluaciones psicométricas y antecedentes de detenciones por faltas administrativas graves. Se da especial atención a la reincidencia y gravedad de estas faltas. Se descartan automáticamente candidatos con antecedentes de violencia familiar, riñas, excesos de velocidad o conducción bajo efectos del alcohol.

El proceso busca identificar aspirantes con inteligencia emocional y propensión a la estabilidad laboral. Se realizan estudios socioeconómicos, exámenes físicos y médicos, y se consulta a vecinos sobre el comportamiento del aspirante. La convocatoria permanece abierta y los interesados pueden acudir al Complejo de Seguridad Pública Municipal para más información.