Tener una tienda en línea en estos tiempos representa una oportunidad de crecimiento. Te permite llegar a clientes que vivan fuera de tu ciudad de residencia y, por consiguiente, aumentar las ventas a un nivel rentablemente atractivo. Si esto no es tu caso, te tengo buenas noticias: no te han visto la cara, solo no estás en el enfoque correcto.

Más que una moda, es un canal de ingresos que puede potenciarte si estás en la plataforma correcta, es como el calzado, es cuestión de encajar según tu tamaño, y hay varias opciones adecuadas para ti. Eso sí, en todas deberás adaptarte a las comisiones por venta, políticas y otros reglamentos, además de aplicar una actividad indispensable que te conecta con tus consumidores/as.

Como fan de los ejemplos, te pondré uno sobre las fiestas: asisten quienes ven la convocatoria o reciben una invitación, eso es un hecho, y aunque las tiendas en línea no son precisamente un entretenimiento, como marcas debemos compartir a nuestra clientela la existencia de este medio digital, “invitarlos” a que ingresen a un dominio web y sigan saciando sus necesidades a pesar de la distancia. Evidentemente, la palabra clave aquí es “difusión” … ¿Quién va a una fiesta si no avisan? Lo mismo aplica para tu e-commerce.

Además de la publicidad de boca en boca, las redes sociales que utilices también deben expresar que vendes por internet. Memes como el “Pedro, Pedro…” y “mi primera chamba” suelen ser un gancho cómico para generar ingresos, pero su función va más allá de las risas, tu contenido debe ser sutil. Casi nadie entra pensando en comprar, pero si me dices que ahora puedo hacer un pedido en internet, dime qué puedes resolverme u ofrecerme, puede ser la inmediatez, y si ofreces envíos gratis, ya formulaste un buen incentivo.

Todo parece un mundo ideal hasta que no se consigue atraer tráfico web a su plataforma. Ya mencioné el elemento verbal y las redes sociales como soluciones; una tercera es la visibilidad en los buscadores como Google. Como internautas, obtenemos resultados al teclear palabras clave, y no es como que las empresas de tecnología estén “rascando” el internet para encontrarte, ellos brindan las herramientas para que tú te pongas a la vista de tu target.

Y por último (y no lo menos importante), recibirás ventas si eres capaz de brindar seguridad. Nadie ingresa su tarjeta bancaria si no hay un certificado SSL, métodos de pago accesibles y sólidos, una logística clara sobre tu trabajo, información sobre el envío, sellos de confianza y un apartado enfocado a la atención al cliente. Si me faltó mencionar otro factor, te recuerdo que este tema da para más, y me dará gusto exponerlo cada sábado, como ya es habitual en este espacio importante.

Sitio web: www.molonetmx.com
Facebook, Instagram y X: @molonetmx
LinkedIn: Hugo Morales Lozano