En tanto el llamado de la comunidad médica a la sociedad es a que extreme precauciones pues a estas alturas “todos somos candidatos a ser positivos al COVID-19” y por tanto contagiar a terceros, directivos del sector salud reiteran la petición para que quienes presenten los primeros síntomas busquen atención y no esperen a que sea más grave y por ende difícil estabilizar su salud.
De acuerdo al informe que presentó el ISSEA en cuanto a la presencia del coronavirus SARS-CoV-2, destaca que como pocos fines de semana, se registraron solamente 3 decesos en la estadística de ayer. De estos fallecimientos, uno correspondió al de una persona que perdió la vida en julio pero se tenía la duda si sería por esta causa, hasta que se confirmó.
Con estos 3, hasta ayer eran 477 personas que perdieron la batalla ante este virus, en tanto que 5 mil 582 de los 7 mil 473 que han dado positivos desde marzo a la fecha, han recuperado su salud, la gran mayoría aislados en sus domicilios y con los debidos cuidados.
Se informó sobre 196 casos sospechosos que están en espera del resultado de la prueba que se les ha realizado.

GRAVES Y MUY GRAVES
Las autoridades registran 103 pacientes en calidad de “graves”, de los cuales:
· 82 se encuentran encamados en el IMSS
· 14 en el Hospital Hidalgo
· 7 en el ISSSTE
Hay 103 en calidad de “muy graves”
· 58 en el Seguro Social
· 40 en el Hidalgo
· 5 en el ISSSTE

DECESOS
Los decesos en esta semana han sido 35, de los cuales 10 correspondieron a los días 30 y 31 de agosto, en tanto que el resto ya son de los primeros días de septiembre, en los que la incidencia ha ido a la baja, los días 1 y 2 de este mes comenzaron con 6 cada uno, al tercero y cuarto día fueron 5 y el reporte de ayer indicó 3.

AGOSTO NEGRO
De acuerdo a las cifras que maneja la comunidad médica del estado, agosto ha sido el mes en que más decesos se han registrado en lo que va de la pandemia con 176, que representan el 39% y fueron 52 fallecidos más que en julio.