Una finca desalojada, veinticinco terrazas de negocios suspendidos temporalmente y ciento cincuenta establecimientos notificados hasta ayer por la Secretaría de Desarrollo Urbano Municipal, en la estrategia de revisión integral de la estructura física de los 480 edificios antiguos que existen en la capital, independientemente del giro comercial o habitacional.
Hasta ahora, la autoridad capitalina ha encontrado una excelente respuesta por parte de los propietarios, quienes están conformes con ejecutar las medidas necesarias para garantizar la estabilidad de sus inmuebles y también con la disposición a colaborar para poner en orden cualquier irregularidad que sea detectada, según informó el titular de la Sedum, Adrián Castillo Serna.
Hasta ahora, la Sedum ha revisado y entregado un documento a 150 establecimientos comerciales fundado y motivado legalmente en que la responsabilidad de los inmuebles pertenece a los dueños y ellos deben estar atentos de las condiciones de las instalaciones internas y externas de sus fincas.
Sin embargo se estableció un acuerdo de colaboración con peritos y colegios de profesionistas de arquitectos e ingenieros civiles para que los dueños de las 480 fincas antiguas procedan bajo su propio coste a revisar, valorar y dictaminar las condiciones de los inmuebles.
Hasta ayer, veinticinco terrazas que operaban en fincas antiguas se encuentran en una suspensión temporal de actividades hasta que no se cuente con la valoración del dictamen estructural de los edificios.
La revisión de las fincas antiguas se ha extendido a todo el centro de Aguascalientes, que abarca calles Venustiano Carranza, andador J. Pani, Manuel M. Ponce, Zaragoza, Hornedo, entre otras, es decir se realiza un diagnóstico radial de los edificios, empezando por los inmuebles de antaño.
Castillo Serna comentó que desde hace un mes había comenzado el Ayuntamiento de Aguascalientes con emitir los requerimientos a los propietarios para que se hagan responsables de sus edificios. Hasta ahora se ha desocupado a una finca con uso habitacional ubicada en la calle Manuel M. Ponce, ahí acudió la Coordinación de Protección Civil.
En la presente revisión de campo se ha encontrado que los negocios de antros o bares que operan en casas antiguas, son administrados por empresarios jóvenes y emprendedores, aunque los dueños son personas mayores que reciben buenas rentas.
Finalmente señaló que la Sedum se dirige con los dueños de los inmuebles, porque ellos son los responsables del estado que guardan sus instalaciones y también son los que tienen la autoridad sobre sus inquilinos. Aunque la autoridad no permitirá que ningún edificio se abra si no garantiza la integridad de las personas que acudan a ellos.