Desde hace más de dos semanas, los numerosos transeúntes que circulan por el cruce de los andadores peatonales de Juárez y Allende tienen que esquivar los remanentes y señalamientos relacionados con la obra de reparación que se realizó en la red hidráulica de esta zona. Esperamos que no pasen tantos días antes de que las instancias correspondientes pasen a hacer las labores de limpieza y recolección de escombros a fin de regularizar la circulación de las personas que acuden a esta importante zona comercial.