GUADALAJARA, Jalisco.- Luego de ser operado en Guadalajara por una caída que sufrió, Luis de Alba fue dado de alta ayer por la tarde.
De acuerdo con Julio Ramos, uno de sus médicos tratantes, el comediante fue trasladado en ambulancia a su casa en la Perla Tapatía, donde tendrá un equipo de especialistas atendiéndolo.
«Montamos una recámara en la sala de su casa, porque es de dos plantas, y llevamos una cama especial para que esté cómodo el tiempo que necesitará en recuperación, quizá varias semanas. También tendrá un rehabilitador físico que le dará terapia todos los días», aseguró el médico.
La operación a la que fue sometido el artista de 76 años el sábado consistió en una prótesis de cadera y reconstrucción de fémur.
Fue atendido en el mismo hospital donde Vicente Fernández se encuentra internado desde hace casi dos meses.
El accidente de Luis de Alba ocurrió el miércoles de la semana pasada en Monterrey, Nuevo León, donde se encontraba realizando un tour de entrevistas. (Lorena Jiménez/Agencia Reforma)