Hasta en un 50% se ha reducido la colocación de la guayaba de segunda y tercera calidad dirigida a la industria elaboradora de jugos, pues derivado de la pandemia también se bajó el nivel de producción en ese sector, lo que trae consigo el riesgo de saturar el mercado local y regional con esta fruta y por ende, la posibilidad de que caiga el precio de la que es de primera calidad.

Así lo manifestó el presidente del Comité Sistema Producto Guayaba, Miguel Martínez Rubio, quien resaltó que en octubre pasado, debido a que hubo dificultad para colocar la fruta de segunda y tercera, ésta llegó a quedarse tirada en el campo, ante la imposibilidad de poderla vender.

Regularmente lo que se coloca en la industria de jugos como Jumex, Pascual Boing y Del Valle, por lo que respecta la guayaba, llega a ser hasta 20 mil toneladas por temporada, “pero si este año logramos venderles 10 mil toneladas, nos daremos por bien servidos”, pues hay estimaciones de que podría caer esta venta en más del 50%.

La baja en la venta de la fruta de tercera calidad ha hecho que también se lleguen a saturar los pequeños talleres de jugos y ates de guayaba que hay principalmente en Calvillo, pero que también se pueden encontrar en otras partes del estado, sin embargo no es suficiente para lograr la colocación deseada.

Martínez Rubio refirió que la pandemia ha pegado en mucho a la industria, de ahí que las grandes empresas tomaron sus previsiones y redujeron la compra de fruta este año, lo cual ha golpeado al productor, ya que se habían tenido buenos años en que llegaron a venderles hasta 20 mil toneladas, pero en esta ocasión no se alcanzará ni la mitad.

Ante esta situación es que entablarán pláticas con representantes de las grandes industrias de jugos y ates a fin de plantear alguna alternativa al respecto, pues de continuar así, se verán en la necesidad de meter la fruta de segunda y tercera al mercado que vende en fresco, lo cual demeritará en el precio.

¡Participa con tu opinión!