Un hombre sufrió una caída del segundo piso de su domicilio y se golpeó fuertemente la cabeza. Pero se negó a que su esposa lo trasladara a un nosocomio y prefirió mejor dormirse. Sin embargo, ya no despertó, pues al día siguiente su misma pareja lo encontró ya sin vida.
Los hechos se registraron en un domicilio ubicado en la calle Parras, en el fraccionamiento del mismo nombre, cuando se reportó al C-4 Municipal que una persona del sexo masculino de nombre Israel, de 45 años de edad, se encontraba inconsciente.
Hasta ese lugar llegaron policías de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Aguascalientes y paramédicos de la Coordinación Municipal de Protección Civil, quienes lamentablemente confirmaron que el señor Israel ya no presentaba signos de vida.
Fue entonces que la esposa del ahora occiso, una mujer de 38 años de edad, comentó que la noche anterior, su pareja se había caído accidentalmente desde la segunda planta del domicilio y aunque se golpeó fuertemente la cabeza contra el suelo, no se le detectó ninguna lesión a simple vista.
Por tal motivo, ayudó a Israel a ponerse de pie y aunque decidió trasladarlo a algún hospital, éste se negó y le indicó que mejor se iba a ir a descansar a su recámara para que se le pasara el golpe.
Tras quedarse dormido, así transcurrió toda la noche, siendo el caso que al día siguiente, a las 12:00 horas, le pareció extraño que su esposo no se levantara para desayunar, por lo que decidió despertarlo y fue en ese momento en que se dio cuenta que estaba inconsciente y no reaccionaba. Al lugar de los hechos acudió el agente del Ministerio Público de la Fiscalía General del Estado, para encabezar las diligencias correspondientes.