Ya ni su familia le cree

Un individuo que se encontraba bajo los influjos de las bebidas embriagantes se provocó una herida cortante en el cuello y en un brazo, con el aparente intento de suicidarse.
Sin embargo, tras ser atendido por paramédicos de la Coordinación Municipal de Protección Civil, se determinó que las lesiones que se ocasionó con una navaja eran superficiales y que no ponían en riesgo la vida, además de que tampoco ameritaban su traslado a algún nosocomio.
Estos hechos se registraron ayer a las 18:30 horas en el fraccionamiento Villas de Nuestra Señora de la Asunción, hasta donde acudieron elementos de la Policía Municipal y encontraron a una persona del sexo masculino lesionada del cuello, a la altura de la yugular, así como en la muñeca de la mano izquierda, por lo que de inmediato procedieron a controlarle la pérdida de sangre.
Familiares de este individuo que fue identificado como Juan Gabriel, de 44 años de edad, señalaron que no era la primera ocasión que hacía lo mismo cuando estaba bajo los influjos de las bebidas embriagantes, pero al igual que la ocasión anterior, las lesiones que se provocaba eran superficiales y lo hacía únicamente como un chantaje.