Fernanda Torres
Agencia Reforma

CDMX. – «En este maratón que es la vida solamente me caí. Me caí muy fuerte, pero me estoy levantando», dice Ricardo O’Farrill en entrevista, luego de varios meses luchando, asegura, contra su adicción al alcohol y la marihuana y por su salud mental.
En abril pasado, el comediante, de 33 años, protagonizó una serie de polémicas en la que involucró a varios colegas, pues reveló conflictos personales como infidelidades, abusos y violencia doméstica en transmisiones en vivo, desencadenando una serie de peleas en la escena del stand up debido a un episodio maníaco-depresivo por el que transitaba.
Rehabilitado, y con una perspectiva diferente de la vida, O’Farrill, un referente en la nueva comedia en México, afirma que se ha disculpado con los compañeros a quienes afectó, como Mau Nieto, Daniel Sosa o Sofía Niño de Rivera, pero, aún más importante, ha aprendido a perdonarse a sí mismo.