Anche fue identificado el cadáver de la mujer que encontraron muerta el pasado miércoles por la tarde, a un costado de la carretera federal No. 71 Aguascalientes-Villa Hidalgo, Jalisco y cruce con avenida Siglo XXI Poniente.
Fue a raíz de que la Dirección de Investigación Pericial de la FGE, dio a conocer los tatuajes que tenía el cuerpo, como finalmente sus familiares lograron identificarla.
La joven asesinada fue identificada como Brenda, de 25 años, con domicilio en el fraccionamiento VNSA. Sus familiares indicaron que tenían una semana que no la habían visto, pero no la habían reportado como desaparecida.
Cabe destacar, que apenas ayer por la tarde, la Dirección General de Investigación Pericial de la FGE, dio a conocer los tatuajes en color negro que le fueron detectados en el cuerpo y los cuales son los siguientes:
1.- Un trazo similar al electrocardiográfico, en el cual se identifican las letras “A”, “M” y “h”; así como la figura de un corazón, localizado en el antebrazo derecho.
2.- Una figura de cruz, localizada en el antebrazo derecho.
3.- La leyenda “Tadeo”, localizada en la región infraclavicular izquierda.
4.- Una figura de mándala y/o “atrapa sueños” -círculo que en su interior tiene ocho hojas que forman una estrella o flor-, localizado en muslo derecho.

Fue gracias a esa información, que los familiares de Brenda reconocieron su cuerpo, aunque debido a que ya se encontraba en estado de descomposición, será mediante la prueba de ADN como se pueda identificar oficialmente.
El cadáver de la mujer fue encontrado el miércoles por la tarde, tirado junto a un árbol de mezquite, a un costado de la carretera federal No. 70 y cruce con avenida Siglo XXI Poniente. Estaba dentro de una bolsa de plástico color negro y envuelto en un cobertor color verde con gris. Ya presentaba signos de putrefacción y la necropsia reveló que falleció a consecuencia de un traumatismo craneoencefálico severo, producto de un golpe en la cabeza.