Investiga el Instituto de Educación las acusaciones que padres de familia de la escuela primaria Rivero y Gutiérrez realizaron en contra de la directora y de algunos profesores, señaló su director Ulises Reyes Esparza.

Después de que padres de familia cerraran el acceso a la escuela Rivero y Gutiérrez ubicada en la zona Centro, personal de la Dirección Jurídica, del departamento de Participación Social y de Educación Básica de la jefatura de educación primaria, instalaron una mesa de trabajo con los representantes de los padres de familia y con la dirección de la escuela y algunos maestros.

“Son acusaciones cruzadas, de la dirección de la escuela, de los maestros y los padres de familia que señalan algunos temas de malos tratos, de falta de comunicación, de conductas que pudieran encuadrar un tema de acoso o de bullying a los estudiantes”, explicó el titular del IEA.

Como medidas precautorias, el instituto decidió retirar de su centro de trabajo, a tres docentes, lo anterior por contar con elementos para iniciar una investigación por presunto bullying contra estudiantes.

“No se les cesó, no se les quita su plaza, se les retira únicamente del plantel, contra la directora de la escuela está abierta una investigación”, detalló Ulises Reyes. Dicha investigación, no se ha concluido porque hasta el momento, los maestros no han presentado una prueba que pudiera constituir una falta administrativa o un tema de delito.

Para no dejar a los menores sin clases, desde el lunes, tres profesores ya se presentaron ante grupo.

A pesar de las soluciones, Reyes Esparza hizo hincapié en que, “los padres no seleccionan a los maestros, lo que les debe interesar es que sus hijos no pierdan clase, los docentes trabajarán frente a grupo lo que reste del ciclo escolar”.

En cuanto a los maestros que acusan de inconsistencias, si presentan las pruebas necesarias, se va a hacer la valoración, en tanto se revisará si la maestra tiene antecedentes, y en caso de tenerlas el IEA está facultado para emitir las sanciones que van desde una llamada de atención, hasta un cese.

¡Participa con tu opinión!