Los dos niños que resultaron con graves quemaduras durante la explosión registrada el miércoles por la tarde, en el municipio conurbano de Jesús María, fueron trasladados vía aérea a la ciudad de Galveston, Texas, en los Estados Unidos, a fin de recibir atención especializada para tratar de salvarles la vida.
A raíz de la explosión que ocurrió en una tortillería ubicada en la avenida Alejandro de la Cruz Saucedo y esquina con la calle Agua Clara, en el fraccionamiento Agua Clara, resultaron heridas 12 personas, de las cuales cuatro presentan quemaduras de gravedad.
Entre las víctimas estaban un jovencito de 14 años y una niña de 10 años.
El jueves por la mañana, el menor de 14 años fue trasladado vía aérea hasta el Hospital Infantil “Shriners”, que se ubica en la ciudad de Galveston, en el estado de Texas, Estados Unidos, especializado en el cuidado de quemados.
Y por la noche se registró el traslado de la otra pequeñita. En ambos casos, se contó con el respaldo de la Asociación “Shriners” en Aguascalientes, que realizó todos los preparativos para garantizar la seguridad y la vida de las víctimas.
Ambos se encontraban internados en el HGZ No. 3 del IMSS y a bordo de una ambulancia de Soporte de Vida Avanzado del ISSEA fueron trasladados al aeropuerto internacional de Aguascalientes “Jesús Terán Peredo”, de donde partió un jet privado adaptado como ambulancia aérea con rumbo a los Estados Unidos.
En el operativo de traslado, se contó con el respaldo de otra ambulancia de la Coordinación Municipal de Protección Civil de Aguascalientes, policías preventivos de Jesús María y policías viales de Aguascalientes.
La explosión por una fuga de gas en uno de los tanques estacionarios de la Tortillería “San Martín”, en el municipio de Jesús María, dejó 12 personas heridas por quemaduras, de las cuales 8 todavía se encuentran hospitalizadas, 6 de ellas en el Hospital Hidalgo y dos más en el HGZ No. 3 del IMSS.
Los dos adultos más graves se encuentran en el Hospital Hidalgo, uno de ellos en terapia intensiva y el otro en terapia intermedia.
Asimismo, otro niño que presenta quemaduras en el 30 por ciento de su cuerpo, fue trasladado a terapia pediátrica del mismo Hospital Hidalgo, reportándose su estado de salud como estable y fuera de peligro.