Por los delitos de violación y pornografía infantil, un individuo fue vinculado a proceso por un Juez de Control y Juicio Oral, tras haber sido detenido por agentes de la Policía de Investigación en cumplimiento a una orden de aprehensión
Se trata de un individuo identificado como Jorge Arturo, quien ya se encuentra recluido en el CERESO para Varones “Aguascalientes”.
La agente del Ministerio Público de la Unidad de Atención Integral a la Mujer de la FGE, hizo la imputación en contra de Jorge Arturo y aportó los elementos de prueba suficientes, para que el Juez de Control lo vinculara a proceso y además le impusiera la medida cautelar de prisión preventiva, así como otorgar un plazo de dos meses para el cierre de la investigación complementaria.
Los hechos en los que se involucra se registraron en el mes de marzo del año 2017. La víctima fue una joven que en esa fecha tenía 17 años y era la hijastra del imputado.
La adolescente de identidad reservada, comenzó a recibir una serie de mensajes de texto en los que le solicitaba la cantidad de 100 mil pesos, a cambio de no difundir en redes sociales unas fotografías de ella desnuda y mensajes comprometedores, producto de un noviazgo que había terminado recientemente.
En un principio la jovencita sospechó de su ex novio, por lo que alarmada por la extorsión de la que estaba siendo víctima, acudió ante Jorge Arturo, quien era su padrastro, para informarle lo sucedido y éste le recomendó que pagara el dinero que le estaban solicitando.
Sin embargo, para obtener los recursos económicos, la convenció de realizar varias sesiones de fotográficas donde ella aparecía desnuda, mismas que posteriormente vendería a personas europeas y por las cuales le pagarían importantes cantidades de dinero.
Fue así que presionada por la situación, la joven realizó siete sesiones fotográficas y las fotografías eran enviadas por su papá a través de correos electrónicos a diferentes cuentas.
Sin embargo, el día 9 de junio del 2017 se descubrió que la extorsión la estaba realizando el propio Jorge Arturo y el dinero que obtenía por el material fotográfico que enviaba a sus “clientes” lo utilizaba para sus gastos personales.
Al verse descubierto Jorge Arturo huyó de Aguascalientes y permaneció prófugo durante varios años, hasta que finalmente en días pasados fue ubicado y detenido en el fraccionamiento Ojocaliente II, por agentes del Grupo de Mandamientos Judiciales de la PDI en cumplimiento a una orden de aprehensión girada en su contra.