CDMX.- Javier Bátiz, reconocido como el «Padre del Rock and Roll Mexicano», celebra su 80º cumpleaños retomando la guitarra, a pesar de haberse distanciado de ella debido a problemas de salud. Hoy lanza su nuevo disco titulado «Porque Quiero, Porque Puedo y Porque se Me Da la Gana». Bátiz, quien ha enfrentado dos infartos cerebrales, una operación de próstata y una neumonía, además de ser diagnosticado con hipertensión y cáncer de próstata, se encuentra en una fase de recuperación en su hogar en Tijuana. A pesar de los desafíos, ha encontrado en la música una fuente constante de fortaleza y motivación, confesando que escribir y componer se han convertido en sus principales actividades durante su recuperación.
El músico reflexiona sobre su vida y obra, destacando que su nuevo álbum marca un retorno a las raíces de la música mexicana, inspirado por grandes figuras como Pedro Infante. Bátiz se siente agradecido por el apoyo y amor recibido durante su convalecencia, revelando la profunda conexión que mantiene con su público, familia y amigos. Aunque debe guardar reposo por prescripción médica, Javier Bátiz se siente más vivo que nunca, lleno de proyectos y ansioso por volver a los escenarios cuando su salud se lo permita. (Jacqueline Ponce León/Agencia Reforma)