Ya fueron vinculados a proceso los cinco peligrosos sicarios que el pasado miércoles 8 de abril fueron capturados por policías estatales y policías preventivos de Aguascalientes, tras un enfrentamiento a balazos que se registró a la altura del poblado Congregación Matamoros, en el municipio de El Llano.
Un juez de Control y Juicio Oral Penal del Primer Partido Judicial con sede en la ciudad de Aguascalientes, los vinculó por el delito de tentativa de homicidio doloso, cometido en agravio de dos policías estatales. De igual forma, les impuso la medida cautelar de prisión preventiva y dio un plazo de dos meses para el cierre de la investigación complementaria.
Se trata de quienes fueron identificados como Maximino, de 55 años; Antonio, de 53 años, ambos originarios del municipio de Asientos, Aguascalientes, Antonio, de 32 años, originario de Jalisco y Uriel de Jesús, de 22 años, originario de Guanajuato.
Asimismo, de otro sujeto identificado como Ignacio, de 21 años y quien resultó herido de un balazo en un brazo, por lo que actualmente se encuentra internado y con custodia policiaca en el Hospital Hidalgo.
La captura de estos cinco sujetos se registró el pasado miércoles a las 15:57 horas aproximadamente, cuando policías estatales los interceptaron en una terracería conocida como Camino Real a Betulia, Jalisco, cuando viajaban en una camioneta Ford pick up, color verde y placas de circulación de Aguascalientes.
Los policías estatales les indicaron que serían sometidos a una revisión, ya que detectaron que en la caja llevaban mercancía de la marca Fuller. El conductor de nombre Antonio hizo como si fuera a orillarse, pero repentinamente arrancó a gran velocidad y trató de escapar hacia la terracería que conduce al poblado Congregación Matamoros, en el municipio de Asientos.
Los policías estatales fueron en su persecución, pero repentinamente dos de los tripulantes de la camioneta comenzaron a dispararles sin que resultaran heridos. Los oficiales repelieron la agresión y provocaron que el conductor de la camioneta perdiera el control y fuera a impactarse contra una cerca de alambre de púas.
Los cinco tripulantes de la camioneta descendieron y comenzaron a correr, al tiempo que Ignacio los atacaba a balazos, por lo que los policías estatales repelieron la agresión y lograron su captura.
Posteriormente, tras un impresionante despliegue policiaco en el que participaron policías estatales, agentes de la Fiscalía General del Estado, policías preventivos de Aguascalientes y El Llano, además de elementos de la Guardia Nacional, se logró la captura de los otros cuatro sospechosos.