El proyecto de fabricación de uniformes escolares para escuelas públicas, se creó para incentivar a los pequeños talleres de costura e impulsar a los empresarios que buscaban hacer subsistir esta industria; se logró el objetivo y sería conveniente que a partir del año entrante fuera replanteado el esquema y alcance a todos los municipios.
Así lo propuso el presidente de la Asociación de Empresarios de la Industria Textil y del Vestido, Ernesto Castorena Rodríguez, quien indicó que hasta este año, quienes han manejado el proyecto de fabricación son “los mismos que cuando inició hace ya casi una década” y es tiempo de que el apoyo se distribuya y se amplíe.
Por decir, que se haga un recuento de lo que se necesita de uniformes escolares para primaria y secundaria que serán entregados de manera gratuita en cada municipio y que esa cantidad, se distribuya entre los pequeños talleres en cada uno de los 11 ayuntamientos, de esta manera, dijo, el apoyo a la industria será proporcional.
Y es que así como se ha trabajado hasta ahora, “con una convocatoria amañada cada año, que limita la participación de otros grupos, pues pareciera que todo está preparado para que gane la licitación el Cetec, hace que el beneficio llegue a unos cuantos e inclusive, se presta a que lucren con el trabajo de la gente”.
Y es que se han encontrado casos en que si bien, en los municipios fabrican uniformes para entregarlos en esta temporada de inicio de clases, la realidad es que prácticamente se convierten en empleados de los empresarios socios del Cetec que entregan para maquila, la elaboración de las prendas estudiantiles.
La propuesta que se ha dejado sobre la mesa de la autoridad educativa y de la Secretaría de Desarrollo Económico, es que el programa de fabricación de uniformes escolares para escuelas públicas continúe, “pero que el trabajo se entregue a cada uno de los municipios en la cantidad de prendas que en su lugar de origen se necesiten; de esta manera también se generará derrama económica y fuentes de trabajo en cada lugar”, ahora, concluyó, todo depende de la decisión de la autoridad.