Parafraseando al presidente López Obrador, el gobernador de Aguascalientes, Martín Orozco Sandoval expresó: “ya chole”, al referirse a la solicitud de desafuero hacia el gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier Cabeza de Vaca, interpuesta por la Fiscalía General de la República para continuar con la investigación por presuntamente estar involucrado en la delincuencia organizada.

Se trata de un tema delicado que podría estar relacionado con el tema de elecciones y de adversarios, “el propio Ejecutivo Federal comenta ‘ya chole’, con nuestros adversarios, es tema político, estamos en elecciones, también digo lo mismo”; a la vez, refrendó su apoyo al mandatario tamaulipeco, pues insistió que en este periodo “es fácil denunciar y filtrar notas, más allá de presentar pruebas”.

Ante la solicitud de eliminar el fuero que ahora retoma fuerza, Orozco Sandoval resaltó que es un tema que ha impulsado desde el inicio de su gestión y que sostiene como necesario, aunque aquí fue detenido por el Congreso del Estado, por varios alcaldes y la alcaldesa, que “defendieron a capa y espada que no pasara, al final el que nada debe, nada teme. Tanto en desvío de recursos públicos como en irregularidades, como se plantea en temas de cuestiones fiscales ante el SAT”.

Se dijo convencido de que si no existiera el fuero, ante cualquier presunto hecho que vinculara a una autoridad, la Fiscalía General podría empezar investigaciones y no pasar a juicio de procedencia como ahora se solicita, pues esto sólo genera la mediatización y ataques en un periodo electoral, de ahí que al retirar el fuero, “te ahorras ese desgaste e inmediatamente el tema de investigación jurídica va directo a la persona supuestamente con culpas. Sigo pensando que es fundamental”.

CONTAGIOS

Luego de informar que el siguiente municipio donde se aplicará la vacuna a personas mayores de 60 años a partir de hoy es Pabellón de Arteaga, el gobernador resaltó el comportamiento que ha mostrado el indicador de contagios y hospitalizados por COVID-19, que presenta una tendencia a la baja, no obstante, deberán mantenerse las medidas sanitarias.

También se ha mantenido el número de decesos diarios, aunque es menos notorio que lo presentado en ocupación de camas especiales para pacientes COVID, que se ha reducido hasta el 50%, pues en la actualidad se encuentran menos de 200 hospitalizados, lo que brinda un respiro, pero no garantiza la seguridad, para lo cual se sigue requiriendo de la colaboración de la ciudadanía como de los gobiernos municipales.

El mandatario estatal insistió que a pesar de las circunstancias, Aguascalientes sigue en pie y trabajando, y si bien las estadísticas presentan una tendencia a la baja de contagios y hospitalizados, así como de decesos, “no podemos relajarnos, hay motivos por los que se va a la baja”, entre otros, la atención que se brinda en el sector salud, pero también la colaboración de la ciudadanía.