Este martes llegaron y se distribuyeron en Aguascalientes los “cachitos” para la rifa, –que no es rifa–, del avión presidencial. Coincidentemente en los expendios de lotería donde se detectaron fue gracias a que los propietarios colocaron discretos anuncios pegados en el exhibidor informando su arribo, pero no los tenían en exhibición. Claro que ya preguntando pues los sacaron informando que son “de a 500”.