Fernanda Carapia
Agencia Reforma

Guadalajara, México.- El mosco transmisor de está enfermedad no da tregua y en lo que va del año, México tiene más casos de dengue que en el mismo periodo del año pasado.

Diana Romero Lozano, investigadora de la UdeG, consideró que no son buenas noticias, pues con la llegada del calor, los contagios empezarán a incrementarse.

“De acuerdo con la semana epidemiológica número 12, con corte al 23 de marzo, se explica que hasta esa fecha hay 2 mil 183 casos confirmados en México. En 2019, en el mismo número de semanas, eran la mitad, sólo mil 74”, comentó.

Si bien Jalisco todavía no es líder en esta enfermedad, la investigadora refirió que no se debe bajar la guardia en las medidas de prevención y no se debe dejar de lado la descacharrización.

“Estamos a tiempo de que no sólo nos cuidemos del coronavirus, sino aprovechar que la gente está en sus casas para hacer la limpieza, evitar el agua estancada, no tener plantas regadas por mucho tiempo, porque ahí se queda el agua estancada.

“O lotes baldíos al lado de las casas, a los que hay que reportar para que acudan empleados municipales a limpiar; puestos abandonados o automóviles que se quedan durante años, también son factor de riesgo”, informó.

Recordó que el vector es la hembra, pues es la que pica en busca de la sangre para alimentarse y producir los huevos que pueden volar alrededor de 500 metros; por lo cual, en un coto, si una persona tiene dengue y el mosco transporta el virus, puede llevar la enfermedad.

Romero Lozano explicó que tanto el Covid-19 como el dengue tienen síntomas similares, como fiebre y dolor de cuerpo, y eso puede confundir a muchas personas.

“La diferencia es que el dengue duele detrás de los ojos, es dolor retrocular, para que no se confunda la gente. Lo principal es que en cuanto se presente cualquier síntoma, no automedicarse y acudir al médico para que se realice el diagnóstico diferencial y se le aplique la prueba que corresponda para el dengue o el Covid-19”, detalló.

Acciones para prevenir el dengue

– Limpieza y sana distancia
– Limpiar y voltear los trastes o baldes
– Revisar el agua de las plantas
– Evitar que en las azoteas se estanque el agua
– A los moscos les gustan lugares tranquilos y oscuros, como tinacos y retretes, por lo que hay que limpiarlos.