Isaac Flores
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Que el amigo de tu amigo usó hielo seco; que en YouTube alguien tuvo que instalar un nuevo catalizador; que alguien más descarbonizó su motor con nitrógeno: cuando llega la hora de verificar, todos tienen un truquito para que, sin importar el modelo, tu auto no supere los límites de emisiones de gases contaminantes.
Entrevistamos a Francisco Sosa, jefe del Departamento de Electromecánica en el Centro de Experimentación y Seguridad Vial, para que nos explicara si esos métodos son reales o simples mitos.

a) Limpieza profunda

Para reducir las emisiones, existen talleres mecánicos que ofrecen limpiar el motor interno, los sensores de oxígeno y el convertidor catalítico, mediante un proceso llamado descarbonización. Éste retira los residuos producidos por la combustión con agua ionizada.

¿Funciona?

“Si tu vehículo tiene 200 mil kilómetros y ya echa humo, aunque entre a descarbonización seguirá echándolo por el desgaste; este método ayuda pero en periodos cortos”.

b) Cambio de convertidor

Cuando un vehículo genera altos niveles de gases contaminantes, los mecánicos pueden sugerir el cambiar el convertidor catalítico o catalizador.
Éste se trata de un componente que altera los gases nocivos y los transforma en otros que son más amigables con medio ambiente.

¿Funciona?

“Lo más viable es reemplazar el convertidor catalítico en las características que establece el fabricante. Algunos establecen que se cambie a los 80 o 90 mil kilómetros”.

c) El supuesto poder del hielo

Algunos de los gases contaminantes de tu vehículo se generan cuando la temperatura del motor supera los mil 300 grados centígrados.
Automovilistas usan hielo seco para reducir la temperatura durante la verificación y así engañar las mediciones.
No, no recomendamos que lo hagas.

¿Funciona?
“No digo que sea imposible, pero sería muy complejo (…) Muchas veces llegas al centro de verificación y tardas en pasar la fila, tendrías que pasar muy rápido a la verificación”.

d) Carrocería de 10

Acudir a la verificación con tu auto bien lavado para que luzca presentable para los empleados del verificentro.

¿Funciona?

“No es por dar una buena imagen, sino porque un punto de revisión en la verificación es la inspección visual”.
¿Cómo prepararte para la verificación?
– Mantén tu auto al corriente con los servicios.
– Deja pasar dos semanas entre la afinación y la verificación.
– No apagues el auto en fila del verificentro.
– Si tu auto no pasó la verificación, puedes pedir revisión en otro escáner.