Selene Velasco y Amallely Morales
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- A 56 días del colapso de la Línea 12 que dejó 26 muertos y 100 heridos, a Florencia Serranía la bajaron del Metro.
En una breve conferencia, sin aceptar preguntas a la prensa, la jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, formalizó la salida de la funcionaria y nombró a Guillermo Calderón como su sucesor.
Agradeció a Serranía quien estuvo presente durante el anuncio pero no habló.
El caso más grave durante su administración fue el derrumbe en Línea 12, pero en dos años y medio, se registró la muerte de una usuaria en la estación Tacubaya, el choque de trenes en la misma parada y el incendio en el Puesto Central de Control este año, que dejó seis líneas sin servicio.
Sheinbaum evitó mencionar los motivos de la salida de Serranía.
Por la tarde, en entrevista con REFORMA, Calderón señaló que el Metro volverá a operar con todos sus trenes en diciembre, y trabajará con transparencia.
“Ya hablamos con las áreas operativas, y el mensaje fue claro: pedirles un rigor en cuanto a la operación del Sistema que, aunque no tememos disponible todo el parque vehicular por línea, con lo que tenemos podamos ofrecer a los usuarios un intervalo constante en el paso de los trenes”, señaló el funcionario.
Guillermo Calderón se desempeñaba como director general del Servicio de Transportes Eléctricos de la Ciudad de México. En la Administración pasada fue director del Metrobús. Cuenta con certificación internacional por el Project Managment Institute (PMI).