A partir de la presente semana y hasta el 30 de este mes, estará vigente el acuerdo en el que se establecieron nuevos lineamientos para controlar el aforo en los lugares, como medidas sanitarias para atender la emergencia que se vive en estos días, provocada por el virus SARS-CoV-2 y que ha elevado el número de contagios en la entidad, de ahí que las restricciones se vuelven a imponer, incluyendo restaurantes.

De acuerdo con lo publicado en el Periódico Oficial del Estado, el aforo máximo será del 50% en espacios cerrados y 60% en abiertos, y para quienes no cumplan con la disposición, se aplicarán multas de acuerdo con lo que se indica en los artículos 417 de la Ley General de Salud y 276 de la Ley de Salud del Estado de Aguascalientes.

Se aclara también que durante este mes queda suspendido el Acuerdo para aplicar los beneficios otorgados por el artículo 7º del Programa de Buenas Prácticas para la Calidad Higiénica en los Restaurantes y Cafeterías con motivo de la pandemia; al igual que el “Distintivo Restaurante Seguro” publicado en febrero de este año, de manera que deberán operar con los límites establecidos en este acuerdo, en lo referente al aforo de los establecimientos.

Las sanciones a aplicar tienen que ver con la amonestación con apercibimiento, multa económica, clausura temporal o definitiva, que podrá ser parcial o total del lugar, arresto hasta por 36 horas para el propietario del inmueble o quien se niegue a acatar la disposición.

En el mismo Acuerdo se indica que los ayuntamientos, dentro de sus respectivas jurisdicciones territoriales, determinarán las medidas administrativas que reduzcan la movilidad social y con ello contribuyan para prevenir y reducir la propagación del virus SARS-CoV-2, en tanto se encuentre el estado de Aguascalientes en Semáforo Naranja o un color superior.

Para ello, cada municipio tendrá la libertad de emitir medidas administrativas más restrictivas, según lo consideren pertinente en cuanto a las comunidades, regiones, zonas o colonias, dentro de su respectiva circunscripción territorial, con el único fin de evitar los contagios por COVID-19.

En el mismo documento, se deja de manifiesto que el Decreto que estableció el Índice de Riesgo Epidemiológico y que permitía tener un semáforo COVID local, también ha quedado sin efecto.

Cabe mencionar que sólo en caso de que se presente una variación considerable en el comportamiento de la pandemia, con el fin de proteger y salvaguardar la salud de los habitantes, las autoridades estatales podrán decretar de forma temporal la suspensión en la aplicación del presente acuerdo, decretando medidas más restrictivas.