Marlen Hernández
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Ante el repunte de los precios del petróleo, la Secretaría de Hacienda aplicará por primera vez desde la primera semana de marzo del 2020 un estímulo fiscal o descuento a la cuota del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) para la gasolina Magna.
La dependencia publicó ayer en el Diario Oficial de la Federación que en la semana del 6 al 12 de febrero habrá un estímulo fiscal de 2.79 por ciento a la cuota completa de ese gravamen, que se estableció previamente en 5.1148 pesos por litro.
Esto significa que el IEPS neto a pagar resultará de 4.9719 pesos por litro, sin que esto signifique que el costo final a pagar por el combustible vaya a bajar.
“El estímulo del IEPS tiene un diseño contracíclico que estabiliza el precio de los combustibles y evita incrementos abruptos por alzas en precios internacionales del petróleo, referencias de combustibles y tipo de cambio”, refirió Gabriel Yorio, Subsecretario de Hacienda, en su cuenta de Twitter.
“En tanto estas variables suban, el estímulo aumenta”, resumió.
El nuevo estímulo o descuento se presenta luego de que en lo que va del 2021 el precio del petróleo WTI -referente internacional del crudo y de los subproductos derivados del mismo- presenta un incremento de 17.1 por ciento.
De hecho, ayer el precio del WTI cerró en 56.80 dólares por litro, su nivel más alto desde enero del 2020, previo al impacto de la pandemia.
Ahora, gracias al comienzo de la aplicación de las vacunas alrededor del mundo y la perspectiva de que la demanda de combustibles se recupere, el petróleo está subiendo de precio.
Durante el año pasado, a pesar de una caída del 21 por ciento en el volumen de gasolinas vendidas causada por los cierres de actividades, el Gobierno federal logró elevar 0.7 por ciento su recaudación de IEPS a combustibles, a 299 mil 597 millones de pesos, debido a que no concedió descuento alguno, esto es que aplicó la cuota íntegra del gravamen.