Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La Fórmula Uno vivirá en el primer minuto de este domingo el tercer round de una batalla que promete.
La máxima categoría regresa a Australia, cuya afición disfrutará del duelo de moda entre Charles Leclerc y Max Verstappen.
El monegasco Leclerc, piloto de Ferrari, llega al circuito de Albert Park como líder del Mundial con 45 puntos, seguido de su compañero español Carlos Sainz Jr., con 33, mientras el actual monarca de Red Bull, Max Verstappen, registra 25.
La batalla entre Leclerc y Verstappen se disputará sobre un trazado con ligeras modificaciones que prometen una mayor velocidad y acción.
«Debería haber más posibilidades de adelantamientos ahora, lo que siempre es positivo. También será interesante ver cómo se comporta el coche en Australia, la pista puede ser a veces demasiado polvorienta», declaró Verstappen, quien espera un gran premio sin problemas, luego de que en Bahréin, un problema detonara su abandono y el de su coequipero, el mexicano Sergio Pérez.
Una situación aprovechada por la Scuderia, actual líder de la clasificación de constructores, tras el 1-2 de Leclerc y Sainz en Bahréin, mientras en Arabia Saudita fueron 2-3, respectivamente, detrás de Verstappen.
«Todo puede pasar, los margenes son muy pequeños, espero que la pelea sea con los Ferrari, pero cualquier diferencia, una mala vuelta y te puede poner detrás», manifestó Checo.
Antes de la pandemia, la prueba australiana servía desde 1996 de apertura de la temporada de Fórmula 1, con la excepción de 2006 y 2010.
El último Gran Premio de Australia se remonta a 2019: los Mercedes de Valtteri Bottas, vencedor de la carrera, y del 7 veces campeón del mundo Lewis Hamilton se impusieron delante del Red Bull de Verstappen.
El año siguiente, el GP fue anulado de último momento después de que se detectaron casos de Covid entre miembros de varios equipos.
Este año, la tarea parece ser mucho más difícil para Mercedes.
«Nada de lo que cambiamos en el coche puede hacer una diferencia en este momento. Te vuelves muy optimista, luego haces cambios y no parece querer mejorar», dijo Hamilton.

¡Participa con tu opinión!