Este martes por la mañana, se jugaron en Casa Club los partidos entre Necaxa y Tigres en las categorías Sub-20 y Sub-18; en el encuentro de la Sub-20, los Rayos arrancaron el partido con mucha intensidad, presionando a su rival, tomando el control de la esférica de manera casi inmediata y generando un buen futbol por los costados. Conforme los minutos pasaron, los Rayos tuvieron llegadas claras de gol que la defensiva felina pudo detener sin problema alguno. Así transcurrió la primera mitad, con un Necaxa superior a su rival, con llegadas al arco y sin lograr hacer el gol que marcara la ventaja.
Para la segunda parte, los de Aguascalientes continuaron con la intensidad a la hora de presionar y con la posesión del balón, situación que permitió a los dirigidos por Gabriel Simón estar acechando el arco rival. En el transcurso del partido, las cosas se fueron igualando en el terreno de juego y los visitantes comenzaron a recuperar la posesión y generar llegadas de gol, teniendo la oportunidad de anotar para adelantarse en el marcador. Tras el gol, los Rayos adelantaron sus filas en la búsqueda del empate, sin embargo, para los minutos finales, los Tigres anotarían de nueva cuenta, cerrando así el partido en Casa Club. El encuentro terminó con victoria para la visita por 0-2.
Para el encuentro de la Sub-18, los Rayos dominaron el partido desde los primeros minutos con la tenencia del balón y la generación de llegadas claras de gol. Los de Aguascalientes se adelantarían en el marcador tras la anotación de Oliver Cruz, quien, con un gran disparo de larga distancia, vencería al guardameta rival. Tras el gol, los visitantes se fueron al frente en la búsqueda de la anotación que igualara las cosas en Aguascalientes, sin embargo, la defensiva necaxista resolvió de muy buena manera los ataques felinos. Para los minutos finales de la primera mitad, Rogelio Cortez lanzaría un disparo desde la media cancha que terminaría por incrustarse en las redes del equipo rival, anotando el segundo para los de casa. La primera mitad culminaría con ventaja para los necaxistas por marcador de 2-0. La segunda parte se mantuvo de la misma forma, con unos Rayos dominando y manteniendo la posesión del balón y con la visita tratando de mitigar los ataques necaxistas. Conforme el tiempo pasó, los Tigres se abalanzaron de lleno al ataque, metiendo por momentos en aprietos a la defensiva necaxista. Los Rayos aprovecharon su ventaja en el marcador y supieron jugar con la desesperación de su rival que, a pesar de mejorar, no pudo entrar en el ritmo de juego impuesto por los de Aguascalientes. El partido terminaría con una gran victoria para los Rayos por marcador de 2-0.

¡Participa con tu opinión!