GUADALAJARA, Jalisco.- Los gritos, patadas y hasta el split infaltable de Jean-Claude Van Damme regresan al cine, pero ahora acompañados de una faceta poco explotada de su archivo de talento: el humor.
En El Último Mercenario, que Netflix estrenará el viernes 30 de julio, el actor belga, de 60 años, encarna a un agente secreto muy particular, capaz de disfrazarse de todo para librar las peores batallas con tal de salvar a su hijo de un grupo terrorista.
Charhon, cineasta francés conocido por Les Naufragés (2016), dijo que escribió la historia con Van Damme siempre en mente, en una especie de homenaje a sus películas, pero también explotando la comedia.
El Último Mercenario no dejará de lado, por supuesto, la acción al estilo Van Damme, pero con un toque diferente.
“La escena final es muy divertida porque peleo con toallas, con tarjetas de crédito, con un jabón, con cosas normales, no a la Jackie Chan. Eso fue divertido, fue un reto, pero David me convenció de que funcionaría. Y así fue”, subrayó el actor. (Omar Cabrera/Agencia Reforma)