Daniel Reyes
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.- En Nuevo León la reactivación casi total de la economía duró sólo tres meses.

Ante el repunte acelerado de contagios, hospitalizaciones y muertes ocasionado por la tercera ola del Covid-19, volverán las restricciones a partir del lunes.

Ayer, con un nuevo pico histórico de mil 629 contagios en las últimas 24 horas y la ocupación hospitalaria al 86 por ciento, la Secretaría de Salud anunció la suspensión de conciertos y eventos masivos, incluyendo los festejos patrios y las tomas de protesta de Alcaldes, programadas para septiembre.

También ordenó cerrar parques, quintas, antros, bares, cantinas y billares y redujo del 50 al 30 por ciento el aforo permitido en estadios, iglesias, teatros, museos, salones de fiestas y espacios de exposiciones y congresos.

“La primera ola la teníamos en la rodilla, la segunda en el ombligo y esta la traemos hasta el cuello, es muy intensa”, alertó el Secretario de Salud estatal, Manuel de la O.