Mariana Morales
Agencia Reforma

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chiapas.- Unos 2 mil elementos de las fuerzas federales y locales fueron concentrados en esta ciudad, luego del anuncio del cierre al tránsito no esencial en la frontera sur.
Elementos de la Guardia Nacional, el Ejército, la Marina, del Instituto Nacional de Migración, la Policía Estatal, la Secretaría de Salud estatal y Protección Civil serán desplegados a los municipios Suchiate, Tapachula, Frontera Hidalgo.
El personal fue presentado durante una ceremonia encabezada por el titular del Instituto Nacional de Migración, Francisco Garduño; el Gobernador de Chiapas, Rutilio Escandón, y autoridades de la Secretaría de la Defensa Nacional, para lo que llamaron el “rescate humanitario” de migrantes.
En su discurso, Garduño destacó la preocupación del Gobierno mexicano y del estado de Chiapas ante el incremento del tránsito de menores por la frontera sur.
“En las últimas semanas, en colaboración con el DIF, se han atendido a 4 mil menores acompañados y no acompañados”, aseguró.
“La preocupación es que se están utilizando a los menores de edad como salvoconducto de tránsito para llegar con otros migrantes hasta el norte del País”.
Garduño alertó que han detectado la conformación de redes criminales que lucran con el tráfico de personas.
“Ayer más de 300 migrantes eran llevados en tres tractocamiones en condiciones infrahumanas que los pone en riesgo”, señaló.
Las unidades fueron detectadas como parte de los controles de rutina, y durante la inspección descubrieron en el interior a migrantes originarios de Guatemala y Honduras, incluidos 114 menores no acompañados.
El INM ha informado que en lo que va del año ha identificado a 4 mil 180 niñas, niños y adolescentes acompañados y no acompañados que viajaban de manera irregular en territorio mexicano.
Laura Elena Carrillo, directora ejecutiva de la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Amexcid), alertó que en este contexto los menores corren riesgos.
Por su parte, el Gobernador de Chiapas sostuvo que en la entidad están combatiendo a los traficantes.
México anunció el cierre de su frontera sur al tránsito no esencial.
La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) informó que, tal como ya ocurre en la frontera con Estados Unidos desde marzo del año pasado, se impondrán restricciones en la frontera sur para evitar la propagación de casos de Covid-19.
La Cancillería señaló, en su cuenta de Twitter, que la nueva restricción al tránsito no esencial y las medidas sanitarias se mantendrán vigentes hasta el 21 de abril de 2021.
La medida se está dando en un momento en que el Gobierno de Estados Unidos reportó un aumento en el número de migrantes que intentan cruzar su frontera, con la llegada de Joe Biden a la Presidencia.
De acuerdo con el diario The New York Times, la Administración de Biden está presionando silenciosamente a México para frenar el flujo migratorio.