A causa de la sequía en Aguascalientes, actualmente solo se han sembrado 14 mil hectáreas de riego de un total de 45 mil hectáreas disponibles para este fin, informó el titular de la Secretaría de Desarrollo Rural y Agroempresarial (SEDRAE), Isidoro Armendáriz García.
En cuanto a la superficie de temporal, que abarca 85 mil hectáreas, mencionó que todavía no ha sido sembrada debido a la falta de precipitaciones adecuadas. Sin embargo, la reciente lluvia ha traído un leve respiro y la esperanza de contar con una tierra adecuada para avanzar en el ciclo primavera-verano 2024.
Los expertos prevén un año favorable en cuanto a precipitaciones, lo cual es crucial para la recuperación de los ciclos agrícolas y el aumento del rendimiento de las cosechas. A pesar de la incertidumbre, se espera que las lluvias contribuyan a mitigar los efectos de la sequía en la entidad.
El gobierno del estado ha implementado varios programas de apoyo, incluyendo la entrega de forrajes y suplementos alimenticios a los ganaderos y el suministro de cisternas para almacenamiento de agua. Además, se está promoviendo el uso eficiente del agua mediante la distribución de cintillas de riego y mangueras para mejorar los sistemas de conducción de agua.
El funcionario mencionó que, desde el año pasado, se está trabajando en un plan integral de atención y previsión para la sequía, el cual incluye la rehabilitación de bordos, el desazolve de presas y la limpieza de norias para asegurar que el agua de lluvia se aproveche adecuadamente y permanezca en Aguascalientes.
También se están explorando opciones para la implementación de un proyecto hídrico a través de una asociación público-privada, que incluiría la interconexión de plantas de tratamiento para utilizar agua reciclada en la ganadería y la agricultura.