Con la intervención de la autoridad estatal que acudió a San José de Gracia para exhortar a los miembros de su Cabildo, a que mediante el diálogo se dirimieran las diferencias, se logró devolver la gobernabilidad que por tres días estuvo en riesgo de perderse en dicha localidad.

Manuel Cortina Reynoso, subsecretario general de Gobierno, estuvo desde temprana hora en la cabecera municipal de San José de Gracia, para orientar a los regidores y síndico del lugar, sobre la interpretación de las leyes y aclarar por qué sí podría regresar al cargo de alcaldesa, María Cristina López, que había solicitado licencia el pasado 8 de marzo, para ir de candidata a diputada federal por el Distrito 1, abanderada por el partido Fuerza por México.

El funcionario estatal relató que al llegar al edificio que alberga a la Presidencia Municipal, las instalaciones estaban tomadas por un grupo de personas, pero al hacer acto de presencia, de inmediato fueron abiertas las puertas para entablar el diálogo, en el que también participó quien había pedido licencia y que de pronto, pidió volver y así fue en sesión de Cabildo que se dio alrededor de las 15:00 horas, todo volvió a la normalidad.

Refirió que la instrucción del gobernador, al saber del conato de conflicto político en San José, fue acudir a privilegiar el diálogo y la conciliación, para anteponer los intereses de la población de ese municipio, antes que las cuestiones partidistas o de grupos e inclusive los personales, “al final de cuentas se llegó a un acuerdo respecto a todos los puntos”.

Uno de los acuerdos fue ratificar a José Manuel Nájera, como secretario del Ayuntamiento que había sido destituido el martes pasado y volvió a ser nombrado ayer, pero sí hubo cambio en la tesorería, quedando en el cargo Rogelio Calvillo de la Cruz, con la anuencia de todos los regidores, con lo que se destrabaron algunos asuntos y en espera de que haya claridad en el manejo del arca municipal.