Édgar Contreras
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Y entre la tempestad, llega el Torneo Guardianes 2020.
Tiempos convulsos ha vivido el futbol mexicano no solo por la pandemia, sino también por los escándalos ocurridos desde la suspensión de la Liga MX hasta la reanudación de la misma, hoy con el Necaxa vs. Tigres a las 7:30 p. m., y luego de dos partidos aplazados por Covid-19.
Que si la anulación del descenso, la extinción del Ascenso MX, el polémico “sí” al Mazatlán FC, la novela de Billy Álvarez y la Unidad de Inteligencia Financiera, y hasta el nuevo formato de competencia en el que el 12 del torneo puede ser campeón, ese ha sido el ambiente en los 130 días que pasó México sin un partido oficial.
La polémica en nada fortalece la versión de que la Liga MX está entre las cinco mejores del mundo a nivel operativo y administrativo, como dijo alguna vez su presidente Enrique Bonilla.

Pandemia golea Covid-19
En el punto más álgido de la pandemia por Covid-19, la Liga MX regresa a la actividad. El partido inaugural del Guardianes 2020, Atlético San Luis vs. Juárez, fue aplazado, misma suerte que corrió el Mazatlán vs. Puebla, ante el elevado número de casos positivos del nuevo coronavirus en el club potosino y en el sinaloense. El Clausura 2020 se convirtió en el primer torneo profesional en México en no tener campeón, y fue concluido prematuramente cuando había seis veces menos contagios y decesos de los que hay en la actualidad en el País.

Mazatlán FC: Arrebatan un lugar
En su ingreso a la Primera División, Mazatlán no se topó con los baches que atoraron a cuadros del Ascenso MX (Leones Negros, Mineros) en la búsqueda de un certificado de afiliación. El equipo sinaloense aprobó el cuaderno de cargos en un abrir y cerrar de ojos. El Gobernador del estado, Quirino Díaz Coppel, se convirtió en el vocero hasta para anunciar a los refuerzos, pese a que la Liga MX busca limitar la injerencia gubernamental. El club se volvió antipático no sólo por ser el sustituto de Monarcas, sino por presumir que llegó “arrebatando”.

Liga de Expansión: Sin ascenso ni descenso
Tres clubes del extinto Ascenso MX (Leones Negros, Venados y Correcaminos) acudieron al TAS para protestar contra la Liga MX y la FMF por la desaparición del ascenso. Algunos otros cuadros se quejaron de la extinción de dicha Liga, mientras los federativos argumentaban que fueron los propios equipos quienes solicitaron el rescate financiero. Se creó entonces la llamada Liga de Expansión, que solo tiene 16 participantes y en la que no existen los estímulos deportivos, sólo los económicos.

Salarios: Se acaba el dinero
Los equipos de la Liga MX se resistieron a diferir salarios, pero la crisis económica se agravó a tal grado que optaron por la reducción. Hace unos días incluso el Monterrey, uno de los clubes más poderosos en lo económico, anunció que varios futbolistas aceptaron que se les redujera el sueldo. Miguel Herrera, por ejemplo, renovó con el América por cuatro años y acordó percibir menos de lo que proyectaba, como una medida de apoyo a las finanzas del club azulcrema. En clubes como Atlético San Luis hubo reducciones a la plantilla hasta del 70 por ciento.

UIF:  Directivo en la mira
El presidente del club Cruz Azul, Guillermo Álvarez Cuevas, no abonó a la imagen de la Liga MX. La investigación de la Unidad de Inteligencia Financiera a una de sus empresas lo puso en entredicho, pero también al futbol mexicano toda vez que los afiliados deben presumir una solvencia económica y moral.
Desde hace años, “Billy” ha estado en el ojo del huracán por acusaciones de corrupción y ahora hasta de lavado de dinero, aunque siempre ha salido bien librado. El equipo no corre riesgo de desafiliación.

Repechaje: Liguilla a la mano
El club que clasifique en el sitio 12, de 18 posibles, tiene opciones de ser campeón del Guardianes 2020.
El nuevo sistema de competencia generó severas críticas a la Liga MX. En el torneo, sólo seis equipos quedarán eliminados tras las 17 jornadas. Al repechaje irán del quinto al duodécimo, y los cuatro ganadores se unirán en la Liguilla a los cuatro primeros de la Fase Regular.
La medida fue motivada por la necesidad de sanear las finanzas en la industria, al agregar 4 juegos al calendario, pero ni así dribló los cuestionamientos.