Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Tras la suspensión de celebraciones hace un año por la pandemia de Covid-19, el fervor guadalupano regresó a los recintos religiosos de varias ciudades.
En Monterrey, por ejemplo, las calles aledañas a la Basílica de Guadalupe, en la Colonia Independencia, lucieron llenas de gente y vendedores. La fila para el acceso se extendía al menos 10 cuadras, mientras que el tiempo de espera para entrar fue de una hora.
Asimismo, en Guadalajara, miles de personas acudieron ayer al Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe. Hasta las 15:00 horas, la Policía local contabilizó la presencia de 37 mil 527 fieles.
En tanto, en diversas iglesias del Estado de México, se recomendaba a los cientos de feligreses seguir un protocolo sanitario, que incluía el uso de cubrebocas, respetar la sana distancia y utilizar gel antibacterial.

¡Participa con tu opinión!