Aquel que pensó que New England sería un desastre tras la salida de Tom Brady y todas las bajas de la defensiva por el COVID-19 debe sentirse decepcionado luego de tres partidos. Los Patriots siguen demostrando que no serán un rival sencillo y que pelearán por postemporada con un ataque totalmente renovado que tiene mucha mayor movilidad con Cam Newton como líder.
En esta ocasión le hicieron frente en casa a los Raiders que llegaban con dos victorias seguidas teniendo el ánimo a tope. Con lo que no contaban Las Vegas era con el ataque tan poderoso de los Patriots que se puso a tiro de gol de campo en tres ocasiones además de dos anotaciones por parte de Rex Burhead, uno tras pase de Newton consiguiendo despegarse en el marcador a 13 puntos tras tres cuartos luego de un juego muy apretado.
Los Raiders trataron de reaccionar, pero Burkhead anotó otra vez por tierra y el clavo que terminó por hundirlos fue un balón suelto sobre Derek Carr que fue recuperado por Deatrich Wise Jr. en las diagonales logrando poner las cosas 36-13 que más tarde terminarían por ser de 36-20. El equipo dirigido por Bill Belichick mantiene un buen inicio de campaña con dos victorias y una derrota mientras que Cam Newton cada vez se ve más confiado con su ofensiva, ahora tuvo números discretos con solo 162 yardas por aire y una anotación, pero el juego terrestre más una defensa sólida hace que New England pueda competir.

Otros resultados
Giants 9-36 49ers
Browns 34-20 Washington
Eagles 23-23 Bengals
Chargers 16-21 Panthers
Colts 36-7 Jets
Cardinals 23-26 Lions