MONTERREY, NL.- Con sus clásicos ya legendarios, Caifanes cautivó anoche a cientos de regios, quienes esperaban con emoción volver a sentir su música en vivo.
Fue el segundo espectáculo en el Palco Tecate, tras la reactivación de conciertos en Monterrey, que se da luego de más de un año sin shows presenciales por la pandemia del COVID-19.
El ambiente vibraba desde temprano. Los fanáticos entraban emocionados al recinto que fue inaugurado la semana pasada en el área de “las eses”, del Parque Fundidora.
Eran las 21:57 cuando la banda conformada por Saúl Hernández (voz), Alfonso André (batería) y Diego Herrera (teclado y saxofón), junto a Marco Rentería (bajo) y Rodrigo Baills (guitarra) salió al escenario.
Arrancaron la noche con “Amanece” y “Nubes”. Apenas comenzaron a sonar, muchos se levantaron de sus asientos para inmortalizar el momento histórico con sus celulares.
Los asistentes empezaron a bailar en sus palcos con “Viento”, tema con la que se popularizaron al sacar su primer disco homónimo, en 1988.
El líder de la banda agradeció al público por hacer posible el momento después de una época tan complicada.
También se escucharon “Mátenme porque Me Muero”, “Nunca te Doblarás”, “Miércoles de Ceniza” y “Pero Nunca Me Caí”.
El ambiente se energizó aún más cuando sonaron “Aquí no es Así”, “Te lo Pido por Favor”, “A Través del Vaso y “La Negra Tomasa”. La velada llegó a su fin a las 23:50 horas. (Dalia Gutiérrez/Agencia Reforma)