Al manifestar su decisión para contender por la candidatura al Senado de la República y declinar su interés por la dirigencia estatal del PRI, Lorena Martínez Rodríguez anunció ayer en Aguascalientes un Movimiento Nacional denominado “Cómo Sí”, cuyo proyecto busca recuperar políticamente la confianza de los ciudadanos y hacer regresar a esos priistas que por diversas circunstancias salieron de sus filas, con miras a la elección federal 2018.

Luego, dijo que se ausentó físicamente de la vida política de Aguascalientes en los últimos seis meses para no interferir y permitir que el gobernador Martín Orozco Sandoval emprendiera su gestión, aunque en un plazo de dos semanas más hará una evaluación puntual y permanente de lo realizado hasta ahora por la nueva administración estatal.

En rueda de prensa, la ex candidata a la gubernatura de Aguascalientes manifestó sus preferencias para la candidatura a la Presidencia de la República por José Narro Robles y Miguel Ángel Osorio Chong, así como por un ciudadano que no participa en ningún partido político, Armando Ríos Píter.

Igualmente, aseveró que la Comisión de Honor y Justicia del PRI debe cumplir con su responsabilidad, pues durante mucho tiempo parece ser un adorno y con acción retardada. Ahora debe actuarse desde el interior y en cualquier partido político por el principio de buen gobierno, de gobernar con transparencia y rendición de cuentas. El peor factor para las derrotas electorales es la pérdida de la confianza ciudadana y de su militancia.

Por ese motivo arranca el proyecto nacional “Cómo sí”, con el propósito de acceder a las acciones de cómo sí hacer las cosas y no quedarse más en el cómo bloquearlas, y para ello el PRI tendrá que diseñar nuevas estrategias y acciones para combatir seriamente a la corrupción y decirle a los ciudadanos y a los priistas que dejaron este partido cómo hacer las cosas de una manera diferente, y establecer mecanismos de rendición de cuentas puntual para la gente que emanó de aquí y ejerce un cargo público.

“El 99% de los priistas son gente honorable y ese 1% restante de priistas corruptos son los que desprestigian a la institución, motivo por el cual deben instrumentarse estrategias para impedir y prevenir que lleguen esas personas no aptas a un cargo público”.

Aunado al proyecto “Cómo Sí”, dijo que el hecho de haber sido la delegada del PRI en Veracruz le permitió identificar un serio problema nacional en cuanto a la equidad de género en las candidaturas de cualquier entidad y nación, por lo que urge formar políticamente nuevos cuadros de mujeres sensibilizadas y convencidas de que su participación en política es importante, cosa que implica dejar su vida privada.

Asimismo, se trabajará para que en conjunto con todos los partidos políticos se reformen los procedimientos de selección de los candidatos para hacer realidad la cuota de género, eliminar el factor real y actual de la improvisación de las mujeres candidatas. Todo esto implica un trabajo arduo, serio y comprometido por este Movimiento Nacional “Cómo sí”, acompañado de todos los priistas de todo el país, concluyó.