El regreso a clases presenciales debería de esperar, luego de que quedan pocos días de concluir el actual ciclo y que la pandemia va bajando, ante el riesgo de que se pudiera dar un rebrote en Aguascalientes, consideró el médico infectólogo Francisco Márquez Díaz.

El especialista indicó que si bien los niños siempre han mostrado una mayor tolerancia a la enfermedad del COVID-19, sí se pueden poner graves, pero en un momento dado se podría activar nuevamente la propagación hacia los adultos que tengan una mayor vulnerabilidad. “Valdría la pena esperar, pero no sabemos cuál es el motivo de que se active el plan de regreso a la aulas cuando queda muy poquito tiempo de clases”.

En tal sentido dijo que, si el Instituto de Educación de Aguascalientes ya está verdaderamente organizado, cuenta con los protocolos y van a acudir de manera alterna los niños, el aforo a las aulas deberá ser disminuido y la ventilación es vital. “No pueden estar encerrados y debería de haber extractores en los salones de clase para que no se acumule el aire dentro del aula, entonces todas esas condiciones deberían ser muy vigiladas antes de decir que van a regresar y que la sociedad”.

Asimismo, indicó que los padres de familia deberán ser verdaderamente conscientes y no llevar a sus hijos si están enfermos y al menor síntoma respiratorio o digestivo no deberán llevarlos a la escuela, además de que, si llega a haber un incremento en la actividad, lo que va a pasar es que como Estado nos vamos a tener que volver a replegar ante el riesgo de un rebrote de COVID, luego de que aún hay mucha población sin inmunizar. “Sigue siendo la gente de 50 años para abajo la que aún no está vacunada. Todavía no alcanzamos a inmunizar a toda la población, entonces esa sigue siendo la población de riesgo”.

Reconoció que, a la fecha en el caso de los hospitales privados, en por lo menos dos de los que son COVID, no se tienen ya a pacientes con dicha enfermedad en este momento. “Sí ha bajado la hospitalización y en domicilio yo tengo en seguimiento a 3 personas, por lo que sí ha disminuido sustancialmente”.