Martín Banda
Agencia Reforma

MONTERREY, NL. -La suerte le sonríe a Antonio García «El Chihuahua», quien hará su tercer paseíllo en menos de un año el viernes en la Monumental Monterrey, donde apenas el año pasado se presentó como matador después de 14 años de haber tomado la alternativa.
Y lo hará en un cartel atractivo y de mucha importancia, pues en este se lidiará un encierro de Begoña, de la familia Bailleres, dueños de la plaza, al lado de Uriel Moreno «El Zapata» y el español Antonio Ferrera, en la tercera edición de la Corrida de Las Luces, en honor a la Virgen de El Roble.
«Voy muy motivado, yo creo que es una corrida muy bonita, ese es un muy buen motivo para torear a gusto. Lidiar una de Begoña para mí eso ya significa dar un paso en mi carrera muy importante, que ya he matado varias y he tenido el honor de indultar toros de Mimiahuapam en Ciudad Juárez, pero creo que esta del viernes puede ser un parteaguas en mi carrera y más porque es lo que estoy buscando ahorita», dijo.
Comentó que siempre será un gusto poder alternar con dos toreros importantes como son «El Zapata» y Ferrera, con quienes tiene una gran amistad y rivalidad en banderillas.
«Espero que el maestro Ferrera quiera poner banderillas porque algunas veces prefiere no hacerlo, pero el maestro Uriel siempre ha banderilleado, a la edad que tiene el maestro y sigue arreando, eso es más bonito todavía», agregó.
La corrida comenzará a las 20:30 horas y los boletos están a la venta en las taquillas de la plaza y en superboletos.com.