La complicidad de poderes contra el Estado de Derecho es ya a todas luces visible, y el pueblo se mantiene en un silencio frustrante en espera de lo que pudiera ocurrir el próximo 6 de junio, pues ante tanto conflicto entre grupos políticos y desencuentros entre gobernantes y fallas de servidores públicos, unos esperan que la gente salga a votar, en tanto que habrá otros que apuesten por el abstencionismo para conservar “su voto duro”.
Así lo manifestó el consejero de la Barra de Abogados de Aguascalientes, Eric Monroy Sánchez, quien resaltó que lo ideal es que la ciudadanía “salga y sorprenda con su participación en las urnas”, al emitir un voto razonado, que permita poner en su lugar a cada quién, “y es que los que ostentan los poderes en distintos órdenes y los políticos en general, deben dejar de forzar un lugar en la historia por el simple hecho de repetir una mentira hasta que se convierta en verdad”.
CASO TAMAULIPAS. Lamentó que sea el Gobierno Federal el que justo en los últimos días de campaña, haya redoblado su embestida contra los gobiernos estatales que no le son afines, con el pretexto de un ataque a la corrupción y pasando por encima de cualquier Ley, violando nuevamente la Constitución.
Esto lo dijo al referirse específicamente al caso del gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, quien dijo “no lo defiendo, seguramente él ya tendrá a sus abogados, pero como se han dado las cosas no es coincidencia, sino pareciera más bien una obsesión para el presidente que al parecer utiliza para sus fines al ministro Zaldívar, al que constantemente se le ve de visita en Palacio Nacional, poniendo en duda la autonomía del Poder que encabeza”.
Refirió que la orden de aprehensión dictada de manera sospechosa por un juez federal contra Cabeza de Vaca, quien por cierto, goza de fuero constitucional, es sólo uno de los primeros pasos que en esta semana se constituirá en un ataque sistemático y frontal “estilo porril”, contra los gobernantes de los estados en que las encuestas no favorecen a su “la cuarta transformación”.
Monroy Sánchez expresó que la Fiscalía General de la República, supuestamente tiene autonomía y por lo tanto, las investigaciones deben observar la secrecía, sin embargo, en el caso del gobernador de Tamaulipas, “se ha violado la presunción de inocencia y el debido proceso, se ventiló el tema en las mañaneras donde se ha dado inclusive, avance de las investigaciones y datos de prueba relevantes con la intención evidente de obtener ganancias electorales para su partido político, “esto deja ver -insistió el abogado-, que la división de poderes es ya inexistente y el escenario legal es demasiado oscuro”.