Claudia Guerrero y Antonio Baranda
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO: El Presidente Andrés Manuel López Obrador se pronunció este miércoles en favor de que se realice el recuento voto por voto de las urnas, tal y como lo exigió ayer la Oposición.

El Mandatario federal aseguró que la posibilidad de que las autoridades electorales realicen una revisión de los sufragios no le genera ningún temor.

«Si me preguntan acerca de que se cuenten los votos, yo respondería voto por voto, casilla por casilla, porque el que nada debe nada teme y la regla de oro de la democracia es la transparencia», comentó López Obrador coreando aquella consigna de las elecciones presidenciales del 2006.

Ayer, la candidata presidencial de Oposición, Xóchitl Gálvez, se declaró «en resistencia» y anunció que exigirá un recuento de votos en el 80 por ciento de las casillas.

«Hemos iniciado con la resistencia para proteger nuestra democracia, nuestra Constitución y nuestra libertad», anunció.

En víspera del inicio de los conteos distritales, Gálvez denunció que han encontrado diferencias entre las actas de resultados y el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP).

«Son 80 por ciento de las casillas donde solicitaremos revisión voto por voto. Hasta este momento, el INE ya aceptó el recuento en por lo menos el 60 por ciento de las casillas», planteó.

Esta mañana, en conferencia en Palacio Nacional, el titular del Ejecutivo federal consideró que los resultados del pasado 2 de julio fueron una zarandeada para los conservadores, a quienes calificó de hipócritas, corruptos, ladrones, mentirosos y autoritarios.

«Había mucho desprecio al pueblo, esto fue una sacudida, no voy a invocarlo, iba a decir otra cosa. Mejor digo para los del Norte, el habla norteña, una zarandeada y para el habla de mi pueblo, una zamarreada», expresó.

El tabasqueño recomendó a sus adversarios que, si están muy molestos con la derrota del domingo, lo mejor será que guarden silencio.

«Ojalá, nada más les pediría, son libres pero -por su bien- que algunos de los más enfadados guardaran silencio unos días, que se enfriaran», dijo.

AMLO recordó que en 2006 la Oposición no aceptó el recuento de votos y los invitó a actuar siempre con honestidad y amor al pueblo.

«Eso (del voto por voto) no lo aceptaron en el fraude de 2006, estamos hablando de una diferencia de 0.55, o 56, 57, no llegaba a un punto, aquí estamos hablando de… repítelo, esto demuestra el nivel de desproporción, la falta pues de racionalidad, de sensatez, el fanatismo.

«Entonces, mientras no superen eso, esa sí es una recomendación respetuosa. Mientras no se actúe con honestidad, mientras no se respete al pueblo, lo ideal sería tener amor al pueblo, pues va ser muy difícil que puedan salir adelante. Tendrían que iniciar por una autocrítica, y rectificar. Eso les ayudaría mucho, porque además se requiere que exista competencia, la democracia es pluralidad, tiene que haber Oposición, no es el dominio de una sola organización, no debe haber pensamiento único», mencionó.

El titular del Ejecutivo federal consideró que en una democracia es importante que exista una Oposición responsable con un proyecto y que defienda sus propuestas.

«En la democracia ayuda mucho que no haya corrupción. Hay una máxima de que el poder corrompe y el poder absoluto corrompe absolutamente, entonces sí se necesita que haya Oposición y fuerte, pero una Oposición seria, responsable, que defienda sus propuestas, que presente su proyecto, su programa de acción», añadió.