Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO: El Presidente Andrés Manuel López Obrador hizo un llamado a no involucrar a los familiares en las campañas electorales y procesos democráticos.

«Tenemos que estar informando y no es mala la polémica, nada más que no mienten madre. Que no se metan con familiares. Que no se metan con menores, que si tienen un problema conmigo, que sea conmigo, no con mis hijos», expresó durante su conferencia mañanera.

No obstante, aclaró que si sus propios familiares estuvieran involucrados en actos ilícitos, deberían ser castigados sin distingos.

«Ahora, si mis hijos están metidos en un negocio ilícito, que sean castigados como cualquier ciudadano, aquí lo planteo, desde que llegué al Gobierno», afirmó.

López Obrador criticó las «falsedades» y la «guerra sucia» que ha recibido, como acusarlo de que sus hijos vendieron balasto defectuoso para el Tren Maya.

«Eso es una gran falsedad eso es de malos de malolandia, eso es de Alazraki… o lo de Castañeda, guerra sucia, pero sucia», expresó.

Sus declaraciones se dieron luego de que se exhibiera un video donde Juan Pablo Sánchez Gálvez, hijo de Xóchitl Gálvez -candidata presidencial por el Frente opositor-, aparecía ebrio y ofendiendo a personal de seguridad en un antro de Polanco.

Aunque los reporteros le preguntaron directamente sobre el caso, el Mandatario prefirió no mencionar los detalles.

«No me meto en eso… soy respetuoso», se limitó a decir sobre el video del hijo de Gálvez. Incluso, cuando se le cuestionó si respaldaba lo dicho por su esposa Beatriz Gutiérrez sobre el tema.

«No… (ríe) ya es de dominio público. En la casa somos respetuosos…», bromeó.

El Mandatario hizo un llamado a centrarse en «argumentos sobre lo público», como economía, democracia y honestidad, señalando que lo más importante es el proyecto y la trayectoria de los candidatos, no involucrarse con sus familiares como él mismo pedía.

«Lo más importante es el proyecto, la trayectoria, de dónde viene, se ha luchado por el pueblo, sinceramente le tiene respeto y amor al pueblo», sentenció.