Verónica Gascón
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La renovación de la dirigencia del sindicato petrolero se debe hacer a través del voto libre, directo y secreto de todos los trabajadores, aseguró Luisa María Alcalde, Secretaria del Trabajo.
En entrevista después del foro Nuevo Modelo Laboral para Dirigencias Sindicales, la funcionaria señaló que todos los sindicatos deben modificar sus estatutos como lo marca la ley laboral.
“Todos los sindicatos deben hacer modificaciones a sus estatutos e introducir el voto personal, libre, directo y secreto, y eso implica que las elecciones de las dirigencias deben ser a través de este proceso. No sólo es el voto personal, libre, directo y secreto, también es una convocatoria abierta, lugares neutrales, condiciones democráticas para elegir a los dirigentes.
“Eso lo vamos a ir viendo en todos los sindicatos del País, a nivel federal, a nivel estatal y eso quiere decir que este sindicato (el petrolero) tendrá que hacer esas modificaciones y adecuaciones para sus próximas elecciones”, subrayó.
Según expertos, la convocatoria a elecciones se deberá hacer en 2024, cuando concluya el periodo de Carlos Romero Deschamps, quien renunció a la secretaría general.
“La directiva está vigente hasta el 31 de diciembre de 2024, a menos que haya una renuncia de todo el comité o una destitución del comité, ahí habría que hacer un nuevo proceso electivo y tendría que ser con el nuevo procedimiento. Renunció el secretario general y a éste lo sustituye el secretario del interior (Manuel Limón Hernández)”, afirmó Pablo Franco, experto en temas sindicales.
Alcalde recalcó que todos los sindicatos tendrán que pasar por estos procesos de elección democrática.
“Les toca a los trabajadores decidir quién quiere que los represente… no es el Gobierno al que le toca decir quién es el dirigente, quién se fortalece y quién se debilita”, afirmó.
En otro tema, Alcalde Luján afirmó que la implementación de la reforma laboral se llevará a cabo en tres etapas, y la primera iniciará en 10 entidades federativas, para que el 1 de octubre de 2020 ya esté funcionando el nuevo modelo laboral.
Comentó que se tienen planteadas partidas presupuestales para hacer una realidad la reforma laboral. Por ejemplo, se designaron 375 millones de pesos al Poder Judicial para la creación de los Tribunales Federales (que sustituirán a las Juntas de Conciliación y Arbitraje) en las 10 entidades en las cuales se iniciará la primera etapa de la implementación de la reforma.