RODRIGO ÁVALOS ARIZMENDI

Llegamos al final de las campañas electorales. Lo cual es un alivio para la ciudadanía, pues el soportar tantos miles de anuncios en los medios electrónicos, así como en las redes sociales estaba llegando a un punto de la exasperación, sobre todo porque las promesas de los cientos de candidatos prometen lo que nunca realizarán, llegando al grado de prometer cosas que no estará en sus manos cumplir. Pero como el interés tienen pies, hemos sido testigos a través de los medios de comunicación de promesas que causan en el mejor de los casos hilaridad, pero en un alto porcentaje molestia, pues quienes las hacen deben creer que los ciudadanos somos seres no pensantes, incluso tarados. Y mire usted que las promesas, falsas hasta la irreverencia, las hacen los candidatos de todos los partidos, no son exclusivas de uno solo. Desafortunadamente los que las captan con total inocencia son las clases bajas, las más desprotegidas que caen en el garlito y se dejan ir de bruces a votar por los indecentes candidatos que no muestran un solo signo de honradez política con tal de acceder al poder en cualquiera de sus facetas.

En lo personal sólo asistí a un evento político, el cual se realizó el pasado fin de semana. Todos los demás eventos los seguí por medio del periódico y el Facebook. Fue un magno evento, pues quién lo organizó mostró un tremendo músculo, al mover a una masa enorme de ciudadanos. Sin embargo, la mecánica o formato realizado fue lo mismo de siempre, propuestas de altísimo nivel para un Aguascalientes mejor, de primer mundo y la respuesta del candidato a las propuestas fue inmediata y positiva. A todo dijo que sí. Bueno hubiera sido suicida decir que no o que haber si se podía. Ya sabemos que estos actos son para decir sí a todo. El prometer no empobrece, el dar es lo que aniquila. Las propuestas eran de muy alto calibre en todos los sentidos. Y como se lo menciono líneas arriba, el candidato a todo dijo que sí, sin la menor duda. ¿De dónde saldrán los millones y millones de pesos para cumplir tan solo lo prometido en este evento? Tomando en cuenta que eventos como éste debe haber tenido muchos más y en todos ellos se prometió cumplir todo lo propuesto.

La gente que asistió aplaudía a rabiar al candidato cuando éste decía sí a todas las peticiones. El paroxismo del éxtasis de la alegría era palpable en la inmensa mayoría de asistentes. Sin embargo, yo que he asistido a un sinnúmero de campañas y eventos de este tipo veía a la gente y vaticinaba que iba a pasar lo de siempre: En México la población tiene una memoria muy frágil. Muy pronto olvida las promesas de los políticos, los cuales, los que triunfen, va a ser muy difícil tener acceso a ellos luego de las elecciones. Para ello tienen a sus asistentes en las oficinas, para tapar el acceso a ellos a quienes van a solicitar que cumplan lo prometido o con alguna necesidad ya sea colectiva o personal. Esto no es nuevo. Y así hay quienes todavía sin el menor recato desean reelegirse.

La totalidad de los políticos han olvidado que un régimen es bueno en la medida en que resuelve las necesidades colectivas. Su saldo es favorable cuando consigue metas para el bien común. En política la calidad humana se mide no por la habilidad que el hombre emplea para servirse así mismo, sino por su eficacia para servir a los demás.

El poder no debe ser una razón de incremento de fortuna. Cuando el gobernante hace negocio en su provecho, no sólo ha faltado al cumplimiento de su deber, aniquilado el respeto a la investidura que tiene, abaratando su dignidad personal y legado un ejemplo de negación que será reprobado siempre, sino además habrá olvidado que es sólo la nitidez de la conducta, la claridad en el propósito, la elevación en la idea, la que puede darle siempre el apoyo inamovible de la ciudadanía.

Poco falta para conocer quiénes serán nuestras nuevas autoridades municipales. Todo indica que el partido que actualmente ocupa la presidencia municipal seguirá gobernando. Y creo que será lo mejor para la ciudadanía. Escuché a su candidato y es un joven que tiene mucha preparación académica, además de unos deseos inmensos de servir a la gente. Retos tendrá algunos muy difíciles de superar, como lo será el tema del agua. La gente no quedará contenta si no le da las gracias a la actual concesionaria, que ha hecho todo por ser odiada y repudiada. Ese es la principal petición, la más urgente ya que sin el vital líquido no se puede vivir. Enseguida la inseguridad, luego la pavimentación de calles y avenidas. Las obras superfluas y de relumbrón pueden venir después al cumplir con las necesidades primarias. En fin. Faltan 4 días para que los ciudadanos tracemos con nuestro voto el camino que queremos que siga nuestro municipio. Para exigir hay que votar. Si no vota, no exija.