El director del Instituto de Educación, Ulises Reyes Esparza, aseveró que Aguascalientes no se dejará llevar por las presiones federales para que en un mes todos los estudiantes estén al 100% en las aulas, esa decisión la determinará el ISSEA, de acuerdo con el comportamiento de la pandemia.

En este momento, el 99% de los estudiantes de preescolar, primaria y secundaria ya acuden a clases presenciales escalonados, y precisamente ahora se tiene el reto que un mayor de alumnos participan en esta modalidad y obliga a separar un grupo en tres partes y no en dos como venía sucediendo, esto provoca que tengan menos horas de clase a la semana en el salón.

“De hecho, los papás han comenzado a quejarse porque sus hijos ahora van tres horas, cuando en semanas anteriores era más tiempo, razón por la cual el modelo de clase presencial debe irse modificando en la medida en que un mayor número de estudiantes quieren acudir físicamente a su escuela”, apuntó.

Agregó que hace unos días la cifra de estudiantes a distancia era de 8 mil, pero eso ha cambiado, aún no se actualiza el nuevo dato, pero es un hecho que muchos se han integrado a sus escuelas con sus compañeros de clase.

El director del IEA recordó que Aguascalientes fue el primer estado en regresar a las clases presenciales en el ciclo lectivo anterior, y ahora en el presente año escolar se ha hecho en las mejores condiciones posibles, con gradualidad y escalonado, dando certeza a los protocolos sanitarios, sin embargo nadie debe bajar la guardia todavía.

“Si se regresa al 100% a las escuelas implica que las aulas estarían llenas con 35 o 40 estudiantes, según el caso, pero las actuales condiciones de las aulas no están aptas para que eso suceda, motivo por el cual el Instituto de Salud acatará las instrucciones del sector médico y de salud”, reiteró.

Además, comentó que las familias deben cuidarse en temas de los padecimientos respiratorios relativos a los climas fríos, cuyos síntomas se pueden confundir con el COVID-19, pero habrá que esperar por la vacuna para niños y aplicar las medidas protocolarias en las escuelas.