Justo cuando parecía que el voleibol regresaba con fuerza con la Liga de Voleibol Al Extremo, la Semana Santa se atravesó, dejando nuevamente a los equipos sin poder competir, ya que se decidió tomar una semana de descanso, aumentando así las competencias que tomaron este camino.
Apenas la semana pasada, la liga arrancó con tres encuentros disputados en el gimnasio Hernández Girón, siendo la primera gran competencia formal que regresa a las duelas después de un año más que complicado, en donde el voleibol fue uno de los deportes más afectados por la pandemia al ser un juego de conjunto que tenía prohibido cualquier tipo de partido. En últimas fechas, ya habían tenido lugar un par de torneos relámpagos, además de entrenamientos por parte de conjuntos como Toros o Guerreros, que se unieron a algunos torneos en los municipios del estado.
Lamentablemente, los jugadores tendrán que esperar una semana más antes de retomar actividades, esperando que, ahora sí, se pueda jugar semana a semana, con la finalidad de tomar el ritmo que se perdió tras el parón de actividades. Cabe recordar que, antes de la pandemia, había varias competencias organizadas por la Asociación de Voleibol del Estado de Aguascalientes, que iban desde torneos de sala hasta el voleibol de playa. Sólo en las siguientes semanas se verá si se pueden unir también esas dos competencias a la Liga de Voleibol Al Extremo, que, de momento, junto con la Copa Aguascalientes, son los dos únicos grandes eventos confirmados del año.