Una pipa que transportaba gas LP se volcó sobre la carretera federal 79 que conduce a la comunidad de El Conejal, accidente que, por fortuna, no terminó en una tragedia. Lo anterior provocó una intensa movilización de los cuerpos de emergencia, logrando controlar la escena del accidente que ocurrió por la imprudencia del operador de la pipa.
Minutos antes de las 13:00 horas de ayer, el número de emergencia atendió un reporte en el que solicitaban la intervención de los rescatistas, luego de que, en el lugar antes mencionado, había ocurrido un accidente tipo volcadura, protagonizado por una pipa que transporta gas LP. De esa manera, elementos de Bomberos, Protección Civil y Paramédicos, además de Policías Estatales, se trasladaron al lugar, donde, al llegar, observaron que se trataba de una unidad recostada sobre su costado izquierdo, acordonando la zona y procediendo a realizar los trabajos correspondientes, sin que detectaran fuga de gas o derrame. Debido al peso de la unidad, que transportaba más de 2 mil 600 litros de gas, fue necesario el apoyo de una grúa para trasladar la pipa a un lugar seguro. Los técnicos en urgencias médicas atendieron al conductor de la unidad, identificado como Gabriel, de 25 años de edad, quien presentaba heridas abrasivas en codo y mano izquierda, así como al copiloto, de nombre Yordi, de 21 años de edad, el cual tenía una contusión en su pierna izquierda, sin requerir ser trasladados a un nosocomio. El conductor comentó que, al ir circulando sobre la carretera estatal 79 de la comunidad de Norias de Ojocaliente hacia la comunidad de El Conejal, perdió el control del vehículo en una curva, quedando recostado el vehículo sobre su lado izquierdo, por lo que, aturdidos por el fuerte impacto, descendieron de la unidad por sus propio pie, por lo que llamaron a los servicios de emergencia para ser auxiliados.
Por su parte, los elementos de la Policía Estatal realizaran la escolta de la pipa a la empresa distribuidora, donde se procederá a realizar un trasiego del gas inflamable para, posteriormente, ser trasladada a la pensión donde se realizarán las investigaciones correspondientes para deslindar responsabilidades.